Archivo mensual

julio, 2019

La hoja en blanco
Tiempo aprox. de lectura: 1 min

Érase una vez un tipo que fue a un curso de escritura creativa. Aquel sitio estaba lleno de escritores con las cabezas llenas de ideas inteligentes, preguntas preparadas, comentarios sorprendentes, novelas leídas, relatos analizados, sustantivos precisos, adjetivos limitados y todas esas cosas que pueblan las mentes de los escritores. En aquel lugar, el tipo se sintió como un burro en medio del Cruce de Shibuya; respiró hondo, contó hasta diez, se armó de paciencia, abrió un cuaderno comprado para la ocasión y retorció la parte superior del bolígrafo de siempre. Seguir leyendo…

Preguntas sin respuesta
Tiempo aprox. de lectura: 2 min

Tres golpes seguidos en la puerta. Otro más. Debe ser mi madre.

—Madre, ya voy.

—No te asustes, papá —dice una chica —, soy yo, ¡y no te levantes!

Me pregunto de quién diablos será ese bastón. ¿Por qué me costará tanto levantarme?

—Espera, papá… Joder, ¿cuántas veces te he dicho que no te levantes solo? Seguir leyendo…

El miedo de Josefa
Tiempo aprox. de lectura: 10 min

A los pies de la tristeza, junto a la dedicación en la que algunos solo ven sacrificio, se encuentra el amor verdadero.

El miedo de Josefa nació unos minutos después que su hijo, el pequeño Eduardo. La partera, empapada en sudor y con los brazos cubiertos de sangre hasta los codos, le dijo que algo había ido mal y que necesitaba ir a buscar a un médico. Manuel, el marido de Josefa, estaba tan borracho en aquel momento, que no se enteró de nada hasta el día siguiente. Josefa rezó para que si hubiera un dios, se la llevara a ella y dejara vivir a su hijo. Esperó por el médico con el niño pegado al pecho, azul, hinchado, cubierto de gelatina. Con mucho cuidado, colocó sus dedos sobre el pecho y le susurró que siguiera latiendo, por lo que más quieras, no te pares. Seguir leyendo…

Antes de conocerte
Tiempo aprox. de lectura: 1 min

Antes de conocerte, mi vida era gris, simple, sencilla. Todos los días empezaban con un crepúsculo y terminaban con otro; yo los contemplaba desde mi ventana, con un vaso de vino, tinto, siempre de la misma marca, siempre comprado en la misma tienda, siempre mirando al suelo, ignorando la misma sonrisa, siempre del mismo dependiente. Seguir leyendo…

Mi rock & roll se escribe con M
Tiempo aprox. de lectura: 2 min

Duele escribir sobre lo que duele. Preferiría tocarlo después de un par de porros, un malboro en el clavijero de una Epiphone y la distorsión de un Crunchy a tope, pero sentí que tenía que escribirlo y aquí está.

Mi rock & roll se escribe con M de Mingo. Seguir leyendo…

El color del jersey rojo
Tiempo aprox. de lectura: 4 min

Hay historias de amor de acaban por el principio y empiezan por el final.

Hay historias de amor que duran toda una vida. Una pocas, muy pocas, son capaces de sortear a la mismísima muerte y perduran una vida y pico; a veces, pocas, menos aún, el pico es largo y burlan tristeza de ausencia, añoranza de presencia, barrigas implosionantes de dolor, burlan todo eso y más, y perduran casi dos vidas y mueren con el último latido del último corazón amado. En cambio esta historia, la mía, la de la mujer del jersey, duró un instante, es probable que fuera el más largo de mi vida, duró algo más que una mirada, algo menos que una sonrisa asesinada por la cobardía y la resignación. Seguir leyendo…