Praga

Tiempo aprox. de lectura: < 1 min

Praga es lo que no fuimos. El final de una historia. Dos universos que se tocan y se separan por el frío del olvido, por la navaja de la resignación. Una navaja afilada por la cobardía, mellada por el miedo. Praga es la muerte en un cuchitril. Una resurrección al pie de una fuente olvidada por el mundo. El desgarro de la piel por la muda del alma, o de lo que coño sea lo que te hace ser quién coño eres. Con perdón o sin él. Un amanecer sin luz bajo un cielo de llanto de quietud. Praga es mucho menos que un sueño, es un puto fantasma: el tuyo, junto al mío, de la mano. Un paseo por el Puente Carlos, la madrugada, la búsqueda de un bar abierto, algo parecido a un baile frente a la Torre de la Pólvora, la metamorfosis de un beso “kafkiano” en el Callejón de Oro, el deseo al pie del Reloj Astronómico. Y la pusilanimidad de las malditas manecillas que no se detienen, que acatan el mandato del Tiempo con mayúsculas. Maldito Tiempo. No para. No retrocede. Sigue adelante hacia el final de una historia que no ocurre. Praga es lo que no fuimos. Espero que estés bien. Estoy en Praga.

FIN

GRR_

Deja un comentario

Your email address will not be published. Please mark all required fields.